Carmelo de Grazia Suárez recomienda: Facebook, entre las cuerdas por su estrategia fiscal

Carmelo de Grazia Suárez recomienda: Facebook, entre las cuerdas por su estrategia fiscal
Facebook, entre las cuerdas por su estrategia fiscal.

Carmelo De Grazia Suárez

Facebook y el Servicio estadounidense de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) se encuentran en plena batalla, algo que según el gigante de la red social podría suponerle un gasto de hasta 5.000 millones de dólares. La controversia gira en torno a la estrategia fiscal diseñada por EY, anteriormente denominada Ernst & Young, que habría ayudado a Facebook a rebajar miles de millones de su factura tributaria desde 2010. La defensa de Facebook se basa, en parte, en que dicho plan estuvo sometido a la revisión de auditores externos. ¿Qué auditora aprobó el plan fiscal de EY.

A lo largo de los últimos cuatro años, los servicios de auditoría prestados por EY le costaron a Facebook casi 23 millones de dólares, a los que hay que sumar otros 21 millones de dólares en concepto de servicios de planificación fiscal y otros distintos a la auditoría. Y se trata de un modelo bastante habitual: más de 100 compañías estadounidenses han contratado a sus auditoras para que les asesoren también con su planificación fiscal, para analizar las implicaciones fiscales de fusiones, traslado de sus derechos de propiedad intelectual a filiales offshore, o traslados corporativos (operaciones por las que trasladan la sede social al extranjero).

Según un análisis efectuado por Bloomberg de datos de declaraciones tributarias presentadas ante la Comisión de Valores y Bolsas de EE.UU. [SEC, por sus siglas en inglés], recopilados por Audit Analytics, dichos servicios para clientes de auditoría generaron una facturación de más de 613 millones de dólares para las auditoras del grupo conocido como Big Four, entre 2012 y 2015. Alrededor del 10 por ciento de las tarifas que perciben las auditoras de sus clientes de auditoría corresponden a servicios distintos a la auditoría.

 

Recomendado por Carmelo De Grazia Suárez.

Ver fuente